Te ayudo con

Ansiedad

¿Cómo sé que lo que siento es ansiedad? 

Puede que estés sintiendo tensión en los músculos, el corazón acelerado, nerviosismo o sensación de inquietud, falta de concentración en tus tareas habituales o pensamientos negativos que se repiten una y otra vez. Quizás problemas de estómago, pinchazos en el pecho o la sensación de que te falta el aire, o incluso hayas comenzado a evitar enfrentarte a situaciones en las que te encuentras realmente mal. Además, no encuentras ningún motivo que pueda estar provocando que te encuentres así.

¿No sabes cómo volver a encontrarte bien?

Aunque estés notando una sensación muy desagradable, que incluso algunas personas pueden llegar a sentir como si pudieran morir, es importante no evitar sentirla a toda costa y comenzar a mirarla. Esta sensación solo es tu cuerpo avisando de que percibe un peligro y te prepara para que puedas protegerte de él. Si no le escuchas, solo aumentará la intensidad de los síntomas hasta que les prestes atención. Si notas algunos de estos síntomas y ves que no sabes qué hacer con ellos, es momento de acudir a terapia.

¿Encuentras cuál es el motivo de estas sensaciones? 

Quizás no sea tan sencillo, o puede que sí sepas de dónde vienen. La terapia te ofrece la oportunidad de ahondar más allá de los síntomas que están apareciendo y ver cuál es el origen. Si sabes por qué te sientes así, pero no cómo volver a encontrarte bien, también es muy probable que necesites acudir a terapia para saber qué te lo está impidiendo y encontrar el camino. 

¿Por dónde empezar a trabajar con la ansiedad?

A través de la terapia puedo ayudarte a conocer mejor tu ansiedad y de qué te está avisando tu cuerpo. Para ello es importante que exploremos las emociones que sientes, los momentos en los que aparecen, encontrarles un sentido y, al final, escucharte a ti mismo y encontrar la mejor forma de proceder. El entrenamiento en la gestión emocional es fundamental, ya que la ansiedad aparece con más emociones y sensaciones que vienen a avisarnos de que hay algo que no está bien. Mediante la gestión emocional podrás conocer qué es lo que te está sucediendo, aprenderás a escuchar y aceptar tus emociones. Podrás escucharte a ti mismo sin que se active esa “alarma” tan desagradable que es la ansiedad. Lograrás escucharla y comprenderla, y disminuirá tu sintomatología. Es importante que tengas en cuenta que cada persona es diferente, por lo que no hay estrategias concretas para alcanzar este bienestar, sino que el camino a recorrer en el proceso dependerá de cada uno. 

¿Cómo puedo ayudarte?

Comprendiendo tu problema, tus objetivos y tus pensamientos, emociones y conductas, y ayudándote a que también los comprendas tú. Te ayudaré a que adquieras una visión de ti mismo más compasiva, a que tu autocuidado sea más eficaz y, en definitiva, a que puedas resolver con tus propias herramientas los problemas que provoquen esa ansiedad. También podremos trabajar con algunas técnicas concretas que te hagan sentir mejor, para que puedas alcanzar la sensación de tranquilidad y seguridad mientras vamos trabajando a fondo lo demás. Para ello, contacta conmigo aquí.

¿Hablamos?

Envía tu consulta

Scroll al inicio