Terapias en Logroño y online

Terapia Perinatal

¿En qué consiste la psicología perinatal?

La psicología perinatal se encarga de dar atención a personas que se encuentran en procesos relacionados con la concepción, embarazo, nacimiento, puerperio y crianza. En estas etapas, los cambios vitales que se dan son muy significativos y pueden dar lugar a problemas en su integración, tanto en madres como en padres. Aquí te explico cómo puede ayudarte la psicología perinatal en las diferentes etapas en las que puedas encontrarte:

  • Concepción: La psicología perinatal da atención a personas que tienen problemas para concebir un hijo, estén o no en tratamientos de fertilidad. En estos casos, tanto madres como padres, en muchas ocasiones, necesitan un apoyo psicológico para adquirir herramientas para procesar e integrar las realidades que viven. En otras ocasiones, acuden a terapia personas que desean tener un hijo pero no se ven preparadas para ello y desean estarlo.
  • Embarazo: En esta etapa aparecen cambios físicos y emocionales que requieren atención. En el embarazo la mujer experimenta diferentes etapas que pueden resultar dificultosas. La psicología perinatal también puede ayudar a procesar duelos por pérdidas gestacionales o tras el nacimiento del bebé.
  • Nacimiento: Muchas madres presentan miedo hacia el parto y necesitan ayuda para conocer cuáles son los mitos sobre el mismo y la realidad, además de conocer más a fondo sus propios miedos y trabajar sobre ellos. Además, pueden sentirse inseguras hacia el nacimiento y la nueva etapa junto a su bebé.
  • Puerperio: Ser madre es algo muy gratificante y que muchas mujeres desean y esperan con alegría, pero adaptarse a una nueva etapa vital puede ser costoso a nivel psicológico. Pueden aparecer miedos hacia la crianza, dificultades con el vínculo con el bebé, dificultades en la lactancia, depresión postparto o problemas en la recuperación del parto tanto si ha sido complicado o no. 
  • Crianza: También es importante dentro de la psicología perinatal la salud mental de los bebés, por lo que la intervención con madres y padres para la psicoeducación a la hora de criar a un bebé es fundamental. Por ello, la intervención se da durante el embarazo y también tras él, promoviendo un buen funcionamiento familiar que preserve la salud mental de todos sus miembros. Se resuelven dudas y dificultades personales que puedan aparecer en los padres, muchas veces sintiéndose poco capaces de criar a sus hijos o incluso “malos padres” por no saber cómo proceder. Por ello, es muy importante intervenir con ellos a nivel individual en su propio autoconocimiento y autoestima.

Si alguno de estos es tu caso y quieres comenzar tu proceso terapéutico, contacta conmigo aquí

¿Hablamos?

Envía tu consulta

Scroll al inicio