Te ayudo con

Estado de ánimo

¿Qué es esta sensación tan desagradable que estoy sintiendo y que no me deja funcionar?

 Puede que estés sufriendo un trastorno del estado de ánimo, muy común sobre todo en épocas de cambio de tiempo o a raíz de problemas hormonales, pero puede ir más allá. Estar triste es una de las sensaciones que los pacientes describen como más desagradables en consulta, y muchos quieren estar bien rápido, no sentirse así. Si es tu caso, es hora de acudir a terapia. Cuando una emoción desagradable te invade, puedes tender a evitarla, y con la tristeza esto se vuelve una tarea muy difícil y frustrante.

¿Cómo puedo dejar de sentirme triste?

Quizás sea complicado hacer desaparecer esta emoción, pero podemos trabajar con ella y ver cómo su intensidad disminuye. La gestión de emociones nos permite verlas desde otra distancia y no tan dentro de nosotros. Podrás saber cuál es el motivo para que la tristeza esté ahí y cuál es su objetivo. Todas las emociones son naturales y tienen un por qué, pero la intensidad con la que aparecen hace que sintamos mucho rechazo hacia ellas y les demos la espalda. Poco a poco, iremos mirando la emoción, sin prisa, y encontraremos su funcionalidad. No se trata de hacernos amigos de ellas, pero sí de escucharlas, a la vez de mantener espacios agradables para ti en los que conectar con otras emociones más aceptadas.

¿Qué puedo hacer con esta tristeza?

Podemos trabajar desde la activación conductual, muy poco a poco mientras trabajamos la gestión emocional. Habrás notado que no te apetece hacer nada, y crees que podrás hacerlo cuando te encuentres mejor, pero no funciona así. Si te dejas llevar por la inactivación, no te apetecerá hacer nada nunca, y se volverá un círculo vicioso. Comenzar a activar conductas, muy poco a poco y de manera gradual, puede ayudarte a que te sientas mejor haciendo las cosas. Con el paso de las semanas, podrás hacer más cosas que antes y te irás encontrando mejor. 

¿Cómo puedo ayudarte?

Desde mi perspectiva, la gestión de emociones es fundamental para trabajar con la tristeza. Trabajaremos a un ritmo en el que la tristeza sea soportable, pero es necesario mirarla y trabajar con ella. Algunas veces podremos trabajar desde la base de la tristeza. Puede que la tengamos cerca en el tiempo, quizás más lejos, pero si encontramos su base, trabajaremos desde la raíz. Puedo ayudarte también a comprender y cubrir necesidades, miedos, anhelos, etc. A través de ello notarás una mejora en tus síntomas, siempre teniendo en cuenta cuál es tu caso concreto y ajustando la intervención a ti. Contacta conmigo aquí

¿Hablamos?

Envía tu consulta

Scroll al inicio